lunes, 21 de noviembre de 2016

La Aviación General: Un bien imprescindible (y III)

Un país lleno de oportunidades


Pero entender dónde estamos y qué nos ha traído hasta aquí, no provocará sin más  invertir la situación. ¿Todo está perdido? ¿Sólo nos queda llorar la desgracia de este país y entonar el “es que somos así”? ¿"Spain is different" y fin de trayecto? Creo firmemente que no.

Me gusta el ejemplo de China, aunque encontraríamos otros. Un gigante con un enorme potencial, con capital, recursos humanos, todo por hacer (en aviación general o en lo que sea en este caso)... Allí han sabido entender el valor de este tejido y sector y –sí- se ha impulsado desde el gobierno un fulgurante programa espacial, una marca propia de aviones de línea, acuerdos con los principales líderes mundiales de la industria per a fabricar piezas o incluso realizar el ensamblaje completo de aviones con los que nutrir al creciente mercado interior de transporte aéreo... Pero se ha impulsado (¡y de qué manera!) la formación aeronáutica, el desarrollo de pequeños aviones para aeroclubes, grupos chinos han adquirido prestigiosas marcas norteamericanas de aviones deportivos, de motores de explosión, se están desarrollando avioneseléctricos.... No han centrado la estrategia de crecimiento y desarrollo en la aviación pesada, sino en todos los ámbitos.



España tiene un gran número de buenas cartas para posicionarse bien dentro de este sector. Nos encontramos en una ubicación física estratégica, en el camino entre África y Europa, y estamos en una competitiva ubicación para ser hub de vuelos a Latinoamérica. La meteorología de la península es excelente, con unos ratios de solarización que son la envidia de nuestros vecinos del norte: excelente para la formación, los vuelos de placer, la práctica de deportes aéreos... Comparativamente, temperaturas suaves y sin demasiada nieve, heladas ni nieblas. Es un país con una densidad de población bastante baja y un urbanismo que concentra la población en ciudades compactas, dejando grandes áreas despobladas en las que realizar ciertas prácticas más molestas (lanzamiento de turismo espacial, vuelos de certificación, pruebas...). El paisaje es variado, con áreas de montaña, costas y aguas interiores. No hay actividad aeronáutica que no se pueda realizar. El espacio aéreo está comparativamente bastante descongestionado y libre de un excesivo tráfico. Se dispone de una red de aeropuertos de alta capacidad con control aéreo fuertemente infrautilizados. El coste de la vida es relativamente bajo, un nivel cultural y académico altos, niveles salariales competitivos, mucho recorrido para crecer en número de usuarios internos (hasta alcanzar indicadores similares a países de nuestro nivel de desarrollo)... España es un excelente lugar en el que lanzar aventuras de compañías aéreas, escuelas de vuelo, centros de mantenimiento, industria aeronáutica y nuevos diseños de modelos de aeronaves. Es realmente una tierra de oportunidades, bastante "virgen" en este sentido, apta para convertirse en "la Florida de Europa" . No es raro incluso -desde dentro del sector- conocer a emprendedores deseosos de intentar desarrollar un proyecto, un pequeño taller de fabricación, una escuela de vuelo o una empresa de aerotaxi.

Aeródromo de Castellón

¿Entonces qué es lo que falta? En mi opinión, es una pura cuestión de cultura y apoyo institucional, y la responsabilidad de ambos con frecuencia recae sobre las mismas espaldas. Con un entorno adecuado, las iniciativas privadas llegan solas, y es más fácil que prosperen. Urge un plan público integral de dinamización del sector, que impulse la aviación general, los trabajos aéreos y la cultura aeronáutica: la “pequeña aviación”. Sus beneficios, son a menudo indirectos (con una relación causa-efecto poco identificable), pero sin duda existen y valen la pena. Durante la última década, me ha asombrado el poder de un gobierno y de la legislación para cambiar usos y costumbres por el bien de la sociedad, como se ha hecho exitosamente con la velocidad de las carreteras o el tabaquismo.

Medios de comunicación públicos, fiscalidad que proteja en lugar de castigar la aviación general, simplificación de procesos y trámites de aviación civil , exención o reducción de tasas de aterrizaje en aeropuertos públicos, plan de apoyo a las iniciativas empresariales privadas en aviación, normativa, ordenación y gestión adecuadas del sector aeroportuario de la aviación general, fomento de les profesiones aeronáuticas, difusión cultural en medios de comunicación públicos, programa de apoyo institucional a las –todavía ridículamente escasas y tremendamente huérfanas- iniciativas culturales de conservación del patrimonio histórico aeronáutico, a los aeroclubes... Hay muchos frentes en los que empujar para a invertir la situación, y los beneficios para un país que busca salidas a su maltrecha economía no tardarían en llegar.

La aviación general, la aviación “pequeña”, esa que existe pero usted desconoce, es un bien imprescindible, y puede que todavía estemos a tiempo de tener una de la que estar orgullosos y que sea parte de nuestra normalidad, que sirva de base sobre la que levantar un prometedor futuro para nuestra industria aeronáutica.



Cerremos con un dato muy revelador: la primera economía del mundo (Estados Unidos) alberga el que fue el museo más visitado del mundo (actualmente 3º según ranking de 2015). Tal vez fuera de esperar. Lo que pueda sorprender, es que no se trata de una pinacoteca, ni un museo arqueológico. Es el Air&Space Museum de la Fundación Smithsoniana de Washington, con un 80% de visitantes comparado con El Lovre (actual número 1 mundial). ¿Es hora de que empecemos a denominar "cultura" a otros ámbitos que el solo cultivo de las artes?



Carles Algué Cabré
Ingeniero Técnico Aeronáutico, consultor de aviación
Piloto comercial de avión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes