viernes, 31 de octubre de 2014

Domingo, son las 10 de la mañana y me quedo de "Rodriguez" unos cuantos días. Estamos a finales de agosto, día 24 para ser más exactos, por lo que todo el mundo está de vacaciones. Bueno, todo el mundo no, creo que hay 3 o 4 personas en la Península que estamos al pie del cañón y para mi suerte, uno de ellos es mi buen amigo Maik que me va a regalar una experiencia voladora que llevo tiempo, demasiado, con ganas de realizar: volar en un aerodino sin motor en el que su sustentación y traslación provienen de la resultante general aerodinámica: un velero (Toma Ya!).

Llego pronto al aeródromo de Ocaña, sobre las 10:30 de la mañana . Un aeródromo gestionado por SENASA con dos pistas paralelas, una de asfalto, la 11-29, de 1200x20 (de los 100 de ancho total, se encuentran asfaltados los 20 m centrales, siendo el resto de terreno natural compactado) y otra de tierra, la 17-35, de 900x100.
Parece mentira la cantidad de veces que he pasado al lado, por carretera, y todavía no me había animado nunca a parar aquí.

Según aparco, lo más a la sombra que puedo ya que el día promete ser de los que atiza bien el calor, me encuentro que la actividad paracaidista está a tope: el cielo se llena de puntitos de colores que poco a poco se van haciendo más y más grandes, sobre todo cuando abren las campanas. Algunos bajan a toda leche muy rápido haciendo espirales. Incluso, uno de los zumbaos atrevidos es capaz de bajar tan rápido que pienso que se va a despanzurrar contra el suelo para en el último momento ponerse paralelo al suelo, tocando con la parte exterior del muslo la hierba y volver a ponerse vertical y aterrizar casi parado con un pequeño salto. Los pelos como escarpias, oiga.

Paracaidistas. ¿Me animare alguna vez? Cuantos más años tengo, menos ganas de probar

viernes, 24 de octubre de 2014

Sí, 418,03€ (cuatrocientos dieciocho euros con tres céntimos) por aterrizar en Bilbao. ¿Qué os parece? A mi indignante y por eso he aquí la historia para que sirva como protesta, reclamación, pataleo, enfado, cabreo, enojo y dar a conocer públicamente un robo a mano armada por no llamarlo timo, engaño, fraude y/o estafa.

Valiente panda de hij....
Os prometo que es un caso real como la vida misma salvo que he cambiado los nombres y demás detalles para evitar verme metido en algún tinglado legal que no me apetece en absoluto. Por ello a continuación os hago una relación de los protagonistas de esta historia

GF = Fuerza de Tierra Groundforce
AC = Alma Cándida (Un servidor, por ejemplo)
IF = Inteligente Facturador (currante que hace lo que le mandan)
SSM = Senior Sales Manager (el jefazo que mira por encima del hombro)


lunes, 13 de octubre de 2014

Querido diario,

permíteme que hoy te cuente el día tan estupendo que he pasado celebrando el 75 aniversario de la creación del Ejército del Aire.

A pesar de que en un principio pensaba que esta entrada fuese acompañada de las siempre espectaculares instantáneas de Jorge Guardia, el no encontrarnos en la exhibición hace que me plantee la entrada de otra manera: reflejar a modo de diario (como siempre) el evento a costa de perder espectacularidad. Una lástima. No obstante, GRACIAS Jorge por tu predisposición a colaborar y lo dejamos para la siguiente, ok? ;-)

Cierto es que yo soy bastante vago a la hora de tirar fotos. Me da mucha pereza y cuando escribo la entrada me arrepiento de todas las fotos que no he hecho. Esta vez no es el caso ya que Maik desde primeras horas de la mañana me embargó la cámara y estuvo feliz tirando fotos y yo feliz sin tener que preocuparme de hacerlas ¿No somos un equipo estupendo? XD. GRACIAS Maik, la sorpresa que me llevé al día siguiente al revisar la tarjeta SD fue mayúscula. Eres un crack.

Son las 6:30 de la mañana del sábado 11 de octubre de 2014. Después de una nochecita en la que me he despertado cada dos por tres, decido levantarme y proceder a mi acicalamiento diario con el objeto de salir cuanto antes de casa para llegar con tiempo suficiente al Festival Aéreo Internacional Aire 75.



domingo, 5 de octubre de 2014

Recientemente he tenido una experiencia nueva en mi vida que me ha dejado completamente satisfecho ;-) He probado que es eso de volar sin motor: el velero!!! 

Pero claro, es una modalidad de vuelo tan diferente a lo que estoy acostumbrado que antes de contaros mi experiencia quiero compartir con vosotros este espectacular documento que se ha currado trabajado mi amigo Mike Glider, el artífice de esta aventura, para que tengáis una visión como mucho más global :-P

Espero que lo disfrutéis y sirva para meteros el gusanillo, estooo, ejem, mejor dicho, ... espero que lo disfrutéis y sirva para despertar en vosotros las ganas de probar esta forma de volar.

Vuelo sin motor

No es de extrañar cuando la hablas a alguien del vuelo sin motor que te miren, extrañados con cara de asombro, como si acabases de decir una barbaridad. Pero si, amiguitos, existen aviones los cuales son capaces de mantenerse horas y horas en el aire (si no me equivoco el record del mundo está en 2 días y algo) únicamente debido a las fuerzas de nuestra querida naturaleza, la cual tan caprichosa hace que las masas de aire se muevan ascendente y descendentemente. Para que entendernos: ¿Quién no ha visto desde inicios de verano un grupo de pájaros describiendo circulos en el aire?.  Pues bien podría decirse que los pilotos de planeadores “jugamos” a eso, a imitar a los pajaros. Y ¿Cómo comenzó todo?. Pues todo comenzó en Alemania, en 1911, en las laderas de Wasserkuppe en donde estudiantes alemanes construyeron pequeños y frágiles planeadores que se valían del viento que chocaba en la ladera generando una corriente de aire ascendente. Todo el esfuerzo y pruebas les valió para lograr un vuelo de 813 metros de distancia y de una duración de: ¡casi dos minutos! Pero… La guerra arrasa todo. Las actividades de vuelo a vela primitivo fueron eliminadas por la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, el Tratado de Versalles, y su limitación armamentística que prohibía al estado alemán la construcción de aviones con motor, provocó que la industria aeronáutica alemana se volcara en el vuelo a vela, de tal forma que en tiempos de Hitler se convirtió en deporte nacional y sobre él basculó el futuro y poderoso ejército del aire de la Alemania nazi.


El "vampyr" fue el primer hito de la historia del vuelo a vela. El 18 de agosto de 1922, estuvo volando 50 minutos sobre las laderas de Wasserkuppe a 100 metros de altura, cuando se lanzó a volar distancia; aterrizó a 9 km del campo y tras haber volado 1 hora y 16 minutos, ¡Se había logrado la primera hora del vuelo sin motor!.

El vuelo sin motor.

Tras esta breve chapa explicación vamos a pasar a contar en que consiste el vuelo sin motor.
El vuelo sin motor es una modalidad de vuelo deportiva, la cual consiste en únicamente en mantenerse el mayor tiempo posible en el aire usando únicamente  las fuerzas que nos brinda la atmosfera. Entre ellas encontramos básicamente estos tres tipos de corrientes de aire de las cuales nos valemos para ello aunque existen otras un poco menos comunes:

- Térmicas: Cuando una masa de aire se calienta mas que otra, esta tiende a subir formando una columna de aire ascendente en la cual los planeadores o introducimos y viramos en circulos en su interior aprovechando esa ascendencia para ganar altura. Sorprendentemente, en verano los techos de estas masas ¡Pueden alcanzar los 3000 metros! Para que lo entendáis gráficamente aquí os dejo una foto:




Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes