miércoles, 30 de julio de 2014

Imagina, verano, julio, 39º, siete de la tarde. El sol no está ya en su cenit pero sigue apretando la calorina, tanto que hasta cuesta respirar. Lo único que apetece es estar a la sombra, tirado en un sillón con el aire acondicionado puesto y una cerveza a temperatura glacial sin hacer nada o al menos nada que suponga mucho esfuerzo.
Se me ponen los pelos como escarpias si por algún motivo tuviera que meterme en un coche a temperatura ígnea, sin aire acondicionado y miles de piezas plásticas queriendo achicharrar cualquier parte de mi cuerpo con solo rozarme sólo por el hecho de conducir por el placer de conducir. Es más, estoy seguro que rechazaría cualquier posible plan, por bueno que fuese, solamente con tal de no tener que pasar semejante penuria: bochorno, sol cegador, sudor, sensación de tener los pantalones pegados al cuerpo, camiseta recogiendo todos los rayos solares...

Hipertermia

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes