jueves, 29 de mayo de 2014

09/05/2014: Un refresco... por favor

La crónica de hoy es cortita y poco documentada. Preveo que no pasará a los anales de la historia de este blog pero no todo van a ser grandes vuelos y grandes aventuras, no? El relato de hoy es el vuelo de refresco que he hecho con instructor y que me ha servido para darme cuenta de lo conveniente de hacer estos vuelos periódicamente para mejorar nuestras habilidades como pilotos y, sobre todo, corregir vicios (que tengo unos pocos y no solo aeronáuticos) y defectos que se instalan en tu ser y que hay que quitar cuanto antes :-P

---

Tengo el avión reservado el viernes 9 de mayo de 2014 a las 18 horas. Quiero poder comer tranquilo y no ir con prisas. Cada vez me tomo con más calma todo esto; antes el ansia viva me podía, ahora como se que la puntualidad está completamente regañada con la aviación, no me preocupo y prefiero disfrutar de la vida del aviador sin sobresaltos ;-)

He quedado con Isra para comer en el Bücker Bar pero una reunión de trabajo que se alarga más de lo debido y un accidente en la M-40 hace que llegue bastante más tarde de lo que tenía pensado. Mi compi no ha podido aguantar y ya ha comido ante la incertidumbre de mi hora de llegada. No obstante me acompaña en la ingestión de mi hamburguesa y posterior café mientras él tiene la suerte de poder disfrutar de su bebida espirituosa a base de endrinas maceradas.

Me encantan las vistas a plataforma del BückerBar

Cuando estamos a punto de terminar nuestras bebidas y levantarnos para ponernos en marcha veo que Isra mira por encima de mi hombro y rápidamente coloca su vaso de tubo en frente mío cambiándolo por el café. No sé qué está pasando hasta que instantes después aparece por la espalda David, mi instructor, que me dice que mi vuelo se va a retrasar ya que tiene que llevar unas pinzas para otro avión que se ha quedado tirado en Casarrubios y que les va a retrasar un poco (¿no os lo dije?) mientras mira mi vaso fijamente con cara de poker haciendo como que no ha visto nada.

- ...Esto..., ejem, ..., no es lo que parece..., le digo yo
- Vale, vale Gon, no digas más y pídeme otro para mi. Risas mil.

El caso es que más tranquilamente todavía que antes me despido de Isra y me voy a hacer el plan de vuelo. Hace bastante calor y yo encima con manga larga. Ufff!


METAR LEVS 091600Z VRB04KT 9999 SCT050 30/04 Q1019 NOSIG
La tienda. Nunca vengáis con la VISA, inconscientes
Hago tiempo en la Bücker con ganas de llevarme media tienda, hablo con media agenda de teléfonos y finalmente paso a plataforma y me voy tranquilamente dando un paseo hasta el parking de Aerofan. Está todo bastante tranquilo y salvo un helicóptero de la policía y un avión el resto anda muy parado.
De repente me vibra el trasero, bueno, el teléfono que lo llevo en el bolsillo de atrás y veo un Whatsapp de David que me dice que en 30 minutos llega y que si puedo llevarle una botella de agua. Qué bien! Otra vez la caminata bajo el sol abrasador y con la manga larga. Vuelvo sobre mis pasos, salgo fuera, saco una botella de agua de la máquina, vuelvo a entrar y vuelvo a pegarme la pateada hasta el parking. Cuando llego me falta poco para beberme su agua :-P

Podría ser una foto mía haciendo la exterior :-P
Una vez aterrizados y habiéndome hecho entrega el alumno anterior de las llaves me pongo a hacer la exterior mientras David revisa el resto de los aviones para dejarlo todo listo para la excursión a San Sebastián (LESO) que va a hacer el Club mañana.

Cuando por fin logro que arriesgue su vida a mi lado se monte, nos vamos a punto de espera de la 28 y una vez en el aire nos dirigimos a W y directos a Casarrubios para hacer unas tomas y despegues tras el correspondiente fallo de motor. Tenemos la suerte de tener un poco de viento cruzado con lo que voy a poder aprovechar mucho más de la clase.

"...y esto de aquí mide el nivel de testosterona en la cabina"
En total estamos más de una hora y no he bajado tan satisfecho de un avión desde hace mucho tiempo. No por haberlo hecho todo de maravilla, no, sino precisamente por todo lo contrario, por los muchos  (o no tantos) defectos que tenía y que no era consciente. En resumen podría deciros que aprendí lo siguiente:
  • Tengo el vicio en final de apoyarme ligeramente en el pedal izquierdo lo que provoca que meta el plano derecho para compensar y la aproximación no sea todo lo estabilizada que se quiere.
  • Con viento cruzado, el morro del avión apunta a dónde viene el viento (aprobarse al viento) y en alguna ocasión me ha dado por corregir con los cuernos la guiñada en vez de con el pié. Esto quiere decir que hacia lo contrario, sin darme cuenta, de la famosa frase: "cuernos al viento y pié contrario"
  • He aprendido a que si veo que la aproximación no está saliendo como quiero por un comportamiento del avión que no es el que debiera ser, lo mejor es soltarlo todo (manos y pies) y empezar de nuevo. Muy relacionado con el primer punto. Es lo que he llamado resetearme en final.
  • Por supuesto mirar al final de la pista, no al morro

La maniobra de quitar de golpe dos puntos de flap  en la recogida, para tomar contacto con el terreno cuanto antes en caso de pista corta, lo dejo para practicar más con el instructor y procuraré usarla solo si lo veo necesario :-P

En total han sido como 8 o 9 tomas que me ha permitido depurar mi técnica y que espero poner en práctica en breve en un vuelo bastante especial, o eso espero. El vuelo de hoy me ha servido para darme cuenta de que aterrizajes llevo ya unos cuantos, algunos mejores y otros peores, pero que es una maniobra que conviene trabajarla siempre como si fuese la más importante. No vale con ser conformista y decir: "bah, ya soy piloto y esto de aterrizar ya me lo sé" porque cuando menos te lo esperes te puedes pegar un buen susto. Ser piloto significa hacer cada vuelo con la máxima seguridad, ir puliendo la técnica del pilotaje, aprender de los que tienen más experiencia y tienen algo que enseñar y sobre todo ser humilde y superarse uno mismo vuelo a vuelo y hora a hora de horómetro. Es nuestra vida y la de nuestros acompañantes.

Como soy poco obsesivo, al llegar a casa he mirado si había algo de literatura sobre el tema y he encontrado este libro en Amazon que he tenido que comprar en el momento (que maravilla el Kindle: "lo quiero-lo tengo") y que comparto con vosotros ya que me está gustando bastante, Making Perfect Takeoffs and Landings in Light Airplanes de Ron Fowler.

Making Perfect Takeoffs and Landings in Light Airplanes

Hoy seguro que más seguro que ayer,

Buenos vuelos!

2 comentarios:

  1. Hubo un piloto de ULM que una vez me dijo "siempre que puedas, vuela con un instructor, además de aprender algo te hará compañía" y la verdad es que siempre se aprende algo.

    ResponderEliminar

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes