jueves, 5 de diciembre de 2013

30/10/2013: Escapada a Valladolid

Desde mi último vuelo ha pasado un mes de vacaciones y otro de querer volar y no poder (ay que ganas de ir a la Morgal y ver desde el aire mi querida Asturias!). También, he de decir que he renovado mi licencia y ya la tengo con el nuevo formato de AESA: sigue siendo tan frágil y ortopédica como la anterior (que  oportunidad perdida para adaptar el formato tipo carné de conducir como la americana).

Nueva licencia vs licencia anterior. Juzguen ustedes mismos

El síndrome de abstinencia que tengo es tal, que estoy a punto de irme a una carretera ancha, abrir los brazos y echar a correr con tal de sentir la sensación de despegar. Menos mal que tengo un buen amigo, Álvaro, que me ve tan chungo (él no está mucho mejor que yo) que me propone irnos a dar una vueltecita (en principio a Robledillo) para quitarnos el mono.
Como siempre pasa en estos casos, los aerotrastornados estamos siempre pendientes de los vuelos de los demás e Isra, gran aviador donde los haya, no deja pasar nunca una buena oportunidad de compartir una aventura aérea y le falta poco para apuntarse a esta expedición. Claro, un vuelo en la Cirrus siempre es muy goloso y si la noticia llega a oídos de Hamadi y no tiene ningún compromiso que le impida apuntarse a esta aventura... ¿cuánto creéis que tarda en decir que se viene? No hay vuelta atrás, ya se ha liado parda.

El caso es que en un santiamén hay 4 pilotos aerotrastornados en el mismo Cuatro Vientos que tienen muy claro que van a volar pero no saben a dónde. Que si en Robledillo ya no hay bar para comer, que si Matilla está bien pero hay que avisar antes, que Lillo no apetece... ¿Y por qué no vamos a Valladolid? David, instructor de mi club de vuelo, nos dice que hay un restaurante estupendo al lado del aeropuerto y que se puede ir andando desde la terminal, Mesón el Parador dice que se llama. Además, desde mi triangular no he vuelto a ir a este aeropuerto y ¿que mejor manera de conmemorar los dos años de mi licencia?. No hay más que hablar, una vez hechos los planes de vuelo a toda prisa y mientras caminamos hacia el avión por la plataforma, Álvaro llama por teléfono para reservar mesa para cuatro para las 14. Que pedazo de comilona nos vamos a pegar... o eso creíamos :-P

Una estupenda meteo tanto en Madrid como en Valladolid nos promete un estupendo vuelo. Parece que hay unas pocas nubes desde el Puerto de los Leones (o como yo le llamo: El Paso) pero están bastante altas y creo que va a ser divertido intentar pinchar alguna: en esta ocasión me toca pilotar a la ida (en el viaje anterior a Castellón fue al contrario).

METAR LEVS 301200Z VRB04KT CAVOK 15/01 Q1024
METAR LEVD 301300Z 06005KT 360V100 9999 BKN035 11/04 Q1025

Una vez terminada la revisión prevuelo nos acomodamos en el interior de nuestro aerodino, primamos el avión, abrimos gases 1/4, mezcla rica, master y bomba ON, área LIIIIBREEEE (me encanta) y magnetos START. Vemos como la hélice comienza a girar con una desgana tal que cualquiera diría que la hemos despertado cual lunes por la mañana después de un intenso domingo de juerga. Apagamos todos los equipos, esperamos unos segundos y lo volvemos a intentar. Mismo resultado. Miro a Álvaro, él me mira a mí con cara de poker y no hace falta que nos digamos nada, ya sabemos que la batería está seca. Un tercer intento y esta vez ni siquiera se digna la muy puta cabrita a dar un cuarto de vuelta.
Llamamos a David,

- Daviiiiiid, que tenemos el avión sin batería y el tiempo se nos echa encima. Mira a ver si puedes hablar con los de Iber y que vengan con el  carrito
- OK Gon, les llamo ahora mismo

Tic tac tic tac

A los pocos minutos llega el "deportivo" de Iber que nos engancha las pinzas al avión (literalmente) y ahora sí, en el momento en que doy al contacto el avión arranca sin ningún problema. No hay nada como un electroshock :-P

El "safety car" dándonoslo todo
Venga, continuamos. Seguimos la checklist del post arranque, escuchamos el ATIS y con información Zulú abordo llamamos a Cuatro Vientos Rodadura

- Cuatro Vientos, buenos días de EC-IJV
- IJV adelante
- IJV con plan de vuelo visual a Valladolid, en posición de parking XX e información Zulú abordo solicitamos instrucciones de rodaje
- IJV, un momento
- ...
- ...
- ...
- IJV?
- Adelante
- No me aparece su plan de vuelo. Mi confirma que lo tiene para las 13Z
- Es afirma, lo tengo delante ahora mismo y sí, es para las trece horas de hoy.
- IJV un momento que voy a comprobarlo con ARO
- Nos quedamos a la espera, IJV

- Anda que ya les vale Comandante Álvaro.
- Ya ves Comandante Gon.

Le vuelvo a dar un vistazo al plan de vuelo mientras esperamos y compruebo que todo está correcto. Estoy impaciente ya que se nos empieza a hacer tarde si queremos comer tranquilamente y hacer un poco de sobremesa. Justo en el momento en que estoy doblando el Plan para guardarlo en el piernógrafo es cuando me fijo en el indicativo que aparece: EC-IRJ

- MIERDA!!!!! Álvaro, mira esto.
- Cáspitas! (o algo así)
- Creo que me he equivocado en el indicativo
- ¿Crees? No te preocupes Gon, amigo mio, entiendo perfectamente esta confusión que le puede ocurrir a cualquiera y me solidarizo contigo y dicha circunstancia. No te sientas a disgusto para nada (más o menos fue así su reacción)

- IJV?
- Adelante
- Me sigue sin aparecer su plan de vuelo
- Esto... siii... mm.. esqueeee, veras, estoy comprobando el plan de vuelo y me he equivocado en el indicativo. Tengo puesto EC-IRJ
- Ah, pues sí, ese plan de vuelo si le tengo, IJV
- Sería posible cambiar el indicativo, tenemos el tiempo un poco justo y....
- Lo siento mucho pero ese dato no admite cambio y me temo que tendría que ir de nuevo a ARO para hacer un plan de vuelo nuevo, IJV
- OK, muchas gracias entonces.

- ¿Y que hacemos Álvaro?
- Pues ya no nos da tiempo a ir a comer y volver por el ocaso (es lo malo del horario de invierno)
- Pues yo tengo unas ganas de volar que te cagas muy grandes y aunque sea me voy a Casarrubios y vuelvo.
- Bueno, vamos a decírselo a estos y vemos que hacemos.

Caminamos por plataforma hacia la Cirrus de nuestros compis y le contamos lo ocurrido. Unos minutos de insultos, calumnias, gorrazos e improperios después Se solidarizan profundamente con mi equivocación y me consuelan gratamente. Puesto que ya que teníamos decidido volar a Valladolid seguimos con nuestro plan aunque sea para comernos un bocata. Dicho y hecho. Nos dirigimos a la oficina ARO a hacer un nuevo plan de vuelo y vuelta al avión. Ahora solo faltaría que no arrancara otra vez, glups! No es así, los minutos que hemos tenido el motor en marcha antes han sido suficientes para cargar la batería y ahora lo hace sin problemas.

Volvemos a llamar por radio y esta vez no tenemos más problemas. A estas alturas creo que todo Cuatro Vientos está enterado de nuestro percance pero no creo que las risas y carcajadas de los que nos miran en plataforma sea por nosotros. Llamamos por radio y nos autorizan a punto de espera de la 28, hacemos la prueba de motor y nos pasan con 118.7 que nos autoriza a entrar y alienar en la pista. Nos indica que vamos a tener que esperar un par de minutos ya que el precedente ha sido un Cougar del Ejército del Aire y como tiene estela media debemos aguantar un poco en la pista antes de despegar.

Aquí nosotros en punto de espera de la 28 listos salida
Que estampa más bonita es ver la pista por delante y disfrutar de ella.

- EC-IJV, autorizado a despegar pista 28
- Autorizados a despegar pista 28, EC-IJV

Gases a tope y comienza nuestra carrera de despegue. En el aire comprobamos como la atmósfera está muy limpia y tenemos una visibilidad perfecta

Estupenda visibilidad al poquito de despegar de Cuatro Vientos
Nada más abandonar por W me pasan con Control Madrid. Notifico mis intenciones y me dicen que estoy en contacto radar, que continúe con altitudes visuales y navegación propia. Voy a probar suerte...

- Control Madrid, de IJV, sería posible ir ascendiendo para ir ganando altura para cruzar la Sierra de Madrid y así no tener que hacer espirales luego?
- Manténgase a la escucha

Cruzamos los dedos y al poco tiempo

- IJV puede ir ascendiendo como autorizado a 7.500'
- Autorizados a 7500, gracias, IJV

Cojonudo, sintonizamos frecuencia aire y con voz firme, segura y "más chulo que un ocho" notifico

- Para información de tráfico, EC-IJV abandonamos por W en curso al Puerto de los Leones a 3000' en ascenso a 7500' :-P

Sin prisa pero sin pausa vamos ascendiendo hacia Los Leones que vemos que tiene unas nubes en su cara norte muy graciosas, que no lo cierran ni mucho menos pero que tampoco dejan mucho margen. Una vez que rebasamos la cumbre y pasamos al otro lado tenemos que descender a 6500' si no queremos volar en IFR :-P

Las nubes hacen acto de presencia a partir de la sierra
Ups, sin querer nos vemos obligados a atravesar esa nube en contacto con el terreno y con la calefacción del carburador ON
El vuelo es muy tranquilo y, salvo el viento en cara que no me deja ir mucho más rápido, vamos hablando por radio con nuestros compañeros de expedición que intentan alcanzarnos cuanto antes pero no se lo estamos poniendo nada fácil. Fue aproximadamente en S (Olmedo) cuando les dejamos pasar antes por educación.

Fuentemilanos a nuestros pies como premonición de lo que será nuestra siguiente aventura
Valladolid y Zorrilla, aunque no se vean... alguna habrá :-P


Lo mejor de todo fue cuando estamos en base para virar a final e Isra notifica por radio a Torre de LEVD

- EC-KKH corto de rodadura
- Pues como no ruede a plataforma no le voy a dar permiso a su compañero para aterrizar, KKH
- ...

Una vez tomamos nos vimos obligados a hacer una entrada triunfal en la plataforma de aviación general emulando una persecuciones de coches por las calles de Nueva York. Todo sigue igual que la última vez salvo que ya no hay amarillo :'-(

Aquí Fernando Alonso, perdón, la Piper :-P

Álvaro y servidor en la plataforma de LEVD
No tenemos mucho tiempo ya que el ocaso es bastante pronto y debemos darnos prisa si no queremos llegar tarde y que nos reciban como cuando volvíamos de Castellón ("Buenas noches..."). Lo primero que sorprende una vez atraviesas la puerta de este magnífico aeropuerto es la vitalidad que tiene... una terminal muy bulliciosa con gente de un lado para otro haciendo cosas: un aeropuerto con una actividad frenética. O_o
Sala de recogida de equipajes de LEVD... los que veis son Hamadi e Isra no vayáis a pensar que había alguien :-P
Uf, al fin salió mi equipaje... pero me asuste tanto que le deje dando vueltas y salí corriendo
Que perfecto escenario para un episodio de The Walking Dead, no?
Una vez nos acercamos a la tienda de comida rápida nos atiende una chica majísima (de simpática) que se desvive por complacernos, en serio. Que si queríamos el pan caliente, que si un poco de aceite para que el bocata no estuviera tan seco (que aun así lo estaba), si el agua la queríamos del tiempo, que si hielo... todo el rato llamándonos "cariño", "cielo"... en fin, un trato distinguido y personalizado que ni en el Txistu (también es cierto que los precios son muy similares).

Estupenda comida que nos metimos entre pecho y espalda. ¿Veis a Isra como no puede parar de mover el bigote?
Ingeridos los alimentos (me niego a llamarlo comida siquiera) nos dirigimos a la oficina ARO para hacer sendos planes de vuelo. En el trayecto que nos lleva a la oficina yo tengo miedo de que en cualquier momento aparezca algún zombi o similar: os aseguro que un cementerio tiene más animación que esta terminal. Nos encontramos a una señorita muy amable que nos hace los planes de vuelo, pagamos las tasas, y nos dirigimos al control de seguridad donde nos tenemos que desnudar casi completamente (en mi caso además tuve la suerte de someterme a un fabuloso cacheo que agradecí profundamente ya que hacia tiempo que nadie me tocaba tanto sin ser mi mujer), entregar nuestras licencias y responder a unas sencillas preguntas por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado que nos preguntan por el avión que tenemos, si es ala alta o baja, de donde venimos, a dónde vamos, si estamos solos en el universo, o acompañados, si existe un más allá, que cuando empezamos a perder el pelo... en fin, lo normal... también es cierto que es difícil comprender que cuatro tíos vengan de Madrid para comerse un bocadillo seco de jamón y volverse de nuevo en menos de 50 minutos sin tener intenciones delictivas.

Cuando por fin nos dejan llegar a la puerta de acceso que separa la plataforma de la terminal, y tras llamar a un telefonillo, nos abren la puerta, siento que al fin soy LIIIIIBREEEE!!! Nos dirigimos a nuestros aviones; esta vez es Álvaro el que hace la revisión exterior ya que va a ser el piloto al mando.

Álvaro verificando que no pierde aceite... el avión tampoco
Nos acomodamos en el interior, arrancamos (no sin cierta intranquilidad pensando que la batería se haya vuelto a descargar) y cuando estamos listos para rodar llamamos a Torre:

- Valladolid Torre, de EC-IJV con Plan de Vuelo a Cuatro Vientos y en plataforma general solicita instrucciones de rodaje
- EC-IJV, autorizado a puesta en marcha llame listo copiar

Nos miramos Álvaro y yo pensando que no es necesario llamar para puesta en marcha. Como llevamos ya un buen rato con la hélice girando no esperamos ni 5 segundos y volvemos a llamar

- Valladolid Torre, de EC-IJV, listos copiar 
- Ruede por Alfa y cruzando a Charlie 4, por rodadura a punto de espera de la 05 (o algo así parecido) y un montón de información METAR

Menos mal que antes de salir de Cuatro Vientos me imprimí las cartas del aeropuerto ya que "otros", y no quiero mirar a nadie, se piensan que con el AirNav Pro lo tienen todo solucionado y a ver cómo va a saber donde esta "Alfa" y mucho menos "Charlie 4" jejeje

El caso es que rodamos y rodamos y rodamos una vez cruzada la intersección de pista por una calle tan ancha y tan larga que en un momento dado Álvaro me canta anemómetro vivo y creo que va a despegar y llegar volando al punto de espera. Casi que lo habría agradecido para evitar todos los baches que me están fastidiando las cervicales.

Una vez hecha la prueba de motor y autorizados a despegar nos alineamos con la pista y con gases a "full" nos vamos al aire. Llegamos a la altitud del circuito cuando faltan unos 20 minutos para llegar al umbral de la cabecera de la pista contraria y poder virar a viento cruzado. Lo mejor de estas pistas es que fácilmente puedes aterrizar teniendo 2 o 3 fallos de motor seguidos :-P
Una vez rebasado S1 solicitamos ascenso para 6500' y nos autorizan sin problemas. Vemos que el techo de nubes ha bajado un poquito, aunque desde la lejanía vemos que El Paso esta libre de nubes. Ahora traemos viento de cola lo que nos hace ir un poco más rápidos y podemos entretenernos en ver un atardecer espectacular entre las nubes e incluso jugar un poco con ellas. 



Preciosa formación nubosa que tuvimos que esquivar
Así estaba el paso. Si os fijáis un poco hay un efecto óptico que parece que lo despejado es niebla y nos acojono bastante ¿verdad Álvaro?. Tampoco podéis dejar de observar que yo SI vuelo con mi carta :-D
El camino se hace muy ameno y no somos capaces de saber cuando nos adelantan nuestros compañeros de expedición a pesar de ir notificándonos posiciones y altitudes; pero cierto es que cuando atravesamos la Sierra ellos ya están por delante (aunque no les sirvió de nada ya que aterrizamos casi a la vez; cosas de quedarse haciendo esperas, jejeje). Nada mas cruzar vemos como Madrid está preciosa con la caída de la tarde y no me resisto a hacer unas fotos y vídeos para inmortalizar el momento. Debo darme prisa ya que me huele que no vamos a tener mucho rato de tranquilidad y que en breve el viento Norte que traemos en cola va a hacer que tengamos unos meneos curiosos que no tardamos en comprobar al pasar Galapagar y descender a 3500'. Al menos la turbulencia no duro mucho, pero no puedo evitar recordar la última vez que viene de Valladolid, en mi triangular en julio de 2011, cuando a las tres de la tarde las térmicas eran tan fuertes que el teléfono que llevaba en el asiento del copiloto se golpeo contra el techo de mi querida Cessna 172.

Espectacular visibilidad de Madrid a la caída de la tarde



El pantano de Valmayor. Cada vez con menos caudal

Ciudad financiera del Santander. Esto es lo que se ve cuando se entra por N

Creo que a esta hora los fotógrafos la llaman la hora mágica por la luz. No me extraña
Lástima que el aterrizaje de Álvaro no os lo pueda enseñar ya que con el sol de frente, el móvil solo quería enfocar a los insectos del plexiglas delantero que junto con un estupendo contraluz, el resultado es un espectacular documento gráfico pero que no hay quien visualice nada. Eso si, creerme si os digo que hizo una muy buena toma, un pelin pasada de velocidad que provoco que flotáramos más de la cuenta sobre la pista (mucho menos que yo otras veces jeje) pero muy buena.

Tas el posterior rodaje a plataforma quince minutos antes del ocaso (aun nos daba tiempo a tomar una Cocacola en Casarrubios decía Isra) estacionamos en la puerta de Iber que se van a quedar con el avión para que miren lo de la batería. Mientras nuestros compañeros de expedición siguen dando vueltas por la plataforma, Álvaro y servidor nos despedimos y salimos pitando del dichoso Cuatro Vientos para llegar antes del otro ocaso a casa (ese que suele ser bastante antes que el ocaso astronómico y que tiene consecuencias desastrosas) :-P

Un vuelo para recordar :-)

Al final ha sido una buena aventura que empezó como quien no quiere la cosa y que termino sin parecerse a nada de lo pensado originalmente. Lo mejor... adaptarse a las circunstancias según van ocurriendo. Por cierto, que para la próxima yo me encargo de hacer todos los planes de vuelo, ¿vale?

Buenos vuelos!

4 comentarios:

  1. Me encantan tus relatos... Gonzalo te tengo que decir que en LEVD hay que pedir puesta en marcha... Como.en todo aeropuerto "grande". Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Christian. Hace ilusión que te digan que lo que escribes gusta ;-P
      Respecto a lo de que es necesario pedir puesta en marcha en un "grande" tengo mis serias dudas cuando se trata de aviación ligera y un vuelo VFR. He estado buscando información y lo único que he encontrado es que NO es necesario ;-)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Yo también tengo que decir que siempre que he volado desde Valladolid, hemos pedido puesta en marcha desde plataforma general y desde la plataforma del aeroclub. Puede que sea costumbre, ya que el control de torre es militar (y de eso doy fe, ya que he subido allí varias veces). Por cierto, muy buena crónica de uno de esos viajes entre amigos que tanto gustan. No dejes de escribir sobre el siguiente. Saludos: Juan

    ResponderEliminar

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes