lunes, 24 de junio de 2013

16/06/2013: Expedición Castellón

Todo comenzó hace mucho, mucho tiempo, cuando el señor Coterillo, Álvaro Coterillo, y servidor hablamos de volar juntos un día. No exagero si digo que llevamos más de un año diciéndolo, que si un vuelo local, que si un vuelo a Robledillo... el caso es que bien por fechas, bien por meteo, nunca antes hemos podido realizarlo y no fue hasta hace algo más de un mes cuando nos dijimos que teníamos que dejarnos de tonterías y que puestos a volar juntos hacer algo serio, como por ejemplo un señor Cuatro Vientos-Castellón (LECU-LECN)
Tras poner en orden nuestras agendas y compromisos familiares nos quedaron un par de fechas libres en común que, si nada lo impedía, iban a ser las destinadas para hacer realidad nuestros planes: sábado 8 o domingo 16 de junio de 2013.

Primera tentativa, 8 de junio. Como ya habréis podido sufrir en vuestras carnes, este año la meteo no está siendo la mejor del mundo y a pesar de que dos semanas antes parecía que no íbamos a tener problemas en ejecutar nuestra misión, la realidad fue que desde el lunes 3 la cosa empezó a pintar fea y hasta el viernes 7 por la noche, no íbamos a poder decidir nada con seguridad. Aun así no perdimos la esperanza y nos plantamos en LECU junto con Isra el día previsto a la hora prevista. Estudiamos detenidamente los informes meteo, las previsiones y todo parecía indicar que el vuelo iba a ser posible. Pero cuando las cosas no están por salir no salen: una indicación nada buena en el instrumento de carga de alternador (al que no le dimos suficiente importancia) y un posterior sonido infernal al encender la luz de landing y beacon alineando en pista nos hizo tener que volver a plataforma, cancelar el vuelo y posponerlo hasta la fecha prevista como segunda tentativa: domingo 16 de junio de 2013.

En esta ocasión conseguimos "engañar" a casi una escuadrilla de aviadores que nos iban a acompañar en esta aventura:
- Una Cirrus con los comandantes Israel y Manu peleándose por los mandos y Vito poniendo orden
- Una Cessna 172 instrumentada con Garmin 1000, el comandante Dani a los mandos y la insuperable navegante Andrea (sin sus atentas indicaciones sabe Dios donde habrían acabado) y
- Una Tecnam comandada por Luis y Juan Antonio que partiría desde el aeródromo de Casarrubios para unírsenos en esta espectacular aventura.
Solo echamos en falta a Ángel que a pesar de todos nuestros esfuerzos persuasorios declino amablemente nuestra proposición por un fin de semana de descanso y vida familiar. Qué lástima! XD

Son las 7:30 de la mañana y ya no puedo dormir más pese a que ayer me acosté tarde viendo la película de "El Vuelo". Los nervios y la emoción me acompañan desde hace días y hoy al fin voy a poder realizar "Mi Vuelo". Lo primero es asearse bien aseado (pasar más de dos horas en la cabina de la Piper, con el calor que va a hacer y al lado de otro "hombretón" implica que la sudoración vaya a ser elevada). Lo segundo es preparar la mochila de vuelo con todo lo necesario. Lo tercero es preparar la mochila de playa con bañador, chanclas, toalla y crema. Con los tres items cubiertos ya me puedo encaminar al dichoso Cuatro Vientos para desayunar tranquilamente con el resto de integrantes del Equipo 1 (Cirrus/Piper) y empezar con la rutina de planes de vuelo, inspecciones y puestas en marcha.

Aquí los integrantes del Equipo 1 con los uniformes de gala. Ejem, salvo por los chalecos
El Equipo 2 (Tecnam) me escribe por Whatsapp diciéndome que despegarán un poco más tarde desde Casarrubios ya que sienten que a primera hora de la mañana hace demasiado fresco para ejercer de aviadores. Por su parte el Equipo3 (Cessna) me dicen que lo harán aún más tarde ya que hasta pasadas las 12 no tendrán disponible el avión.

El Equipo 2 debatiendo si volar con la cúpula abierta o cerrada para mitigar los calores
A las 10:45 estamos en carrera de despegue. Álvaro a los mandos y yo de copiloto (nunca negocies con un comercial el tramo que quieres hacer ya que tienes todas las de perder y encima estarás contento) nos elevamos del suelo peleándonos con unas terribles rachas de viento cruzado:

LEVS 160900Z VRB01KT CAVOK 26/13 Q1016

Alineados en la 10 de Cuatro Vientos con los terroríficos Torrecúmulos al fondo

Virando a viento en cola a 3300 pies
Pasado El Álamo, la Cirrus comandada por Isra se pone en contacto con nosotros por la frecuencia que vamos a llevar en este vuelo indicándonos que nos tiene a la vista y que se va a situar a nuestras 5. Cuando giramos el cuello le vemos perfectamente situado y poco a poco pasamos a formación en escalón derecho que aprovechamos para hacer unas cuantas fotos que guardar para la posteridad y una posterior apertura que hizo que el estómago de Vito diese saltos de alegría.

Bonito track el que dejamos en el TMA de Madrid
Vista de la Cirrus volando en perfecta formación
Vista de nuestra Piper que no tiene nada que envidiar a un C101 de la Patrulla Águila


Así volaremos durante todo el TMA de Madrid hasta que "los del Ferrari", hartos de seguir nuestra estela, alimentan el condensador de fluzo de su Cirrus, ponen velocidad de hiperespacio y nos hacen una lijada que nos quitan parte de las pegatinas de nuestra PA-28 (y eso que no íbamos lentos precisamente)

118 nudos de GS que equivale a unos 220Km/h

Con rumbo 090, y 110 nudos de TAS, no corta el mar sino vuela una Piper de TAS.

Ir a Castellón por "la trocha" es muy fácil: sólo necesitas seguir rumbo Este y pasar Aranjuez, Tarancón, Cuenca, cruzar una sierra por la zona baja de Teruel y, una vez que ves a lo lejos el mar, buscar el embalse de María Cristina que es el punto W de LECN. No voy a decir que el vuelo es aburrido, no se me ocurriría tal despropósito, pero he de reconocer que a veces es necesario animar la cabina para no perder el ambiente festivo.

Cariño, te prometo que no es lo que parece

Todavía me acuerdo del momento en que Álvaro extrae su móvil de un bolsillo del avión, se desliza en mis pies algo de color blanco y sucio que tiene toda la pinta de ser un paño higiénico femenino y que provoca que nos quedemos completamente desconcertados, por no decir conmocionados, para a continuación estallar en risas al ver que nuestro avión no es lo único que tiene alas. Al final no es más que una falsa alarma y sólo se trata de un trozo de papel con aceite perfectamente doblado. Espero que si algún conquense es capaz de dar con su paradero en algún recóndito lugar de la provincia sepa apreciar la sutil diferencia.

Cuenca, una foto para tener muy en cuenca (lo pillas? cuenca, cuenta...)
El terreno montañoso comienza a descender y al fondo ya podemos vislumbrar el color azul del mar. La visibilidad no es mala pero la bruma nos ha acompañado todo el camino: una lástima. Oímos por la frecuencia como Isra ya está solicitando por radio a Castellón hacer una base derecha para aterrizar por la 18 a lo que acceden sin problemas y pese a que están tirando paracaidistas se coordinan perfectamente. Solo espero que no quieran hacer uso del suyo y aterrizar de forma similar.
Ahora nos toca a nosotros. Una vez alcanzamos W

- Aeródromo de Castellón, buenas de EC-IJV
- IJV, adelante
- Alcanzamos W y solicitamos instrucciones para entrar en circuito
- Autorizado a entrar viento en cola izquierda de la 18
- Habría alguna molestia en hacer una base derecha para la 18
- Negativo. Autorizado a base derecha de la 18

Aquí el embalse del Sitjar. Qué color de agua tan chulo
A punto de entrar a base derecha de la 18. Que aproximación tan espectacular
Iniciamos la aproximación a un campo que no conocemos ninguno de los dos con todos los sentidos puestos. El mar a un lado, la montaña al otro. Creo que no he visto nunca antes algo tan bonito como lo que tenemos enfrente nuestro.



Estoy muy tranquilo ya que veo que mi compi lo tiene todo controlado y hace una toma full-flap perfecta que ocasiona entre los asistentes del aeródromo una explosión espontánea de aplausos y vítores que es la envidia del resto de pilotos que allí se encuentran.

Una vez autorizados a rodar hasta la hierba para estacionar nuestro querido avión vienen Manu e Isra a recibirnos ya que Vito ha tenido que dirigirse a la playa urgentemente para no perderse ni uno de los valiosísimos minutos de sol.

Paracas que casi me quitan la gorra. Que susto me di!

La mano de Álvaro estaba en el bolsillo derecho de mi pantalón. Que tío!
Isra, gran aficionado a venir por estos lares, nos había puesto las expectativas de este aeródromo muy altas y temía que pudiera decepcionarme, pero nada más lejos de la realidad. El aeródromo es precioso, está situado en un enclave perfecto y encima tiene una actividad increíble: merece la pena quedarse un buen rato en sus instalaciones para ver los paracaidistas, autogiros, avionetas, ultraligeros... Nada que ver con Casarrubios y mucho menos con Cuatro Vientos. Qué gozada! Una lástima que el aeródromo tenga la soga echada y también se estén planteando su cierre (que raro, no?) así que no estaría de más que pudieras echar una firmita y apoyarlos.

A partir de este momento el resto del día es un suplicio: Cervecitas (sin alcohol) y Coca-Colas en un chiringuito, conversación aerotrastornada, baño en la playa hasta que llega el Equipo 2. Más baños en la playa, más sol, más conversación de aviones... uff, que te voy a contar, un auténtico horror.

Claro ejemplo de domingueros madrileños en las playas del levante español XD
Las cervezas eran sin alcohol y la Coca-Cola mía!
Qué bonita la playa. ¿Y qué me dices de la sombrilla amarilla?
Álvaro a punto de deleitarnos con una espectacular coreografía de capoeira. Anonadados nos dejo!
Manu e Isra volviendo de Ibiza a nado

Dicen que el agua del mar es muy buena para el cabello... Lástima que parezca la Bruja Avería http://i.imgur.com/HvsER.jpg

Dani y Andrea preguntándose qué tipo de cetáceos serán los que han aparecido en el agua  levantina
Solamente con la llegada del Equipo 3 abandonamos esta rutina por un momento para comernos unas puntillitas y un Arroz del Señoret (espectacular); pero sólo por un momento ya que no tardamos en volver a los baños playeros y la conversación aerotrastornada. Supongo que no os extrañará si os digo que la parte femenina de la Expedición Castellón prefiera ignorarnos y hacer como que no nos conocieran hasta la hora de partir de nuevo para la Capital.

Pero que ricos estaban todos los granos!
Isra deleitándonos con unas estupendas historias de su estancia en el sanatorio psiquiátrico. Fijaos en las caras de los presentes, ¡¡¡incluida la de la TV!!!
"Reloj, no marques la horas..." Pero sí, tic, tac, tic, tac, son las 18:15 y debemos recoger para dirigirnos tranquilamente al aeródromo, cambiarnos de ropa, hacer el plan de vuelo (en papel), pagar las tasas, repostar y estar a las 19 en el aire. Esa es la teoría, la práctica es que entre despedidas, una cosa y la otra estamos despegando por la 36 a las 19:30, cosa que lamentaríamos más adelante. Vaya que si lo haríamos.

Cirrus intentando salvar el desnivel. Pensábamos que se quedaba ahí para siempre


Pero el día aun no ha acabado, ni mucho menos. Ahora soy yo el piloto al mando y voy a poder cumplir uno de mis sueños: volar por encima del mar por línea de costa. Es una experiencia espectacular; no hay térmicas, puedes volar bajo sin miedo a cables, torres de alta tensión o aerogeneradores. La cantidad de veces que de niño, y no tanto, he mirado las avionetas de arrastre de carteles desde la playa y he deseado estar ahí arriba y poder contemplar las vistas.

A pesar de estar un poco alto (500 pies) como toma de contacto no está mal, ya habrá tiempo y vuelos para ir recortando ;-)

Puerto marítimo de Oropesa



Una vez rebasado November iniciamos un viraje rumbo 270 (más o menos) y comenzamos a ascender para 6.500 fts. Todo son risas hasta que a mi compi, Álvaro, se le ocurre poner la aplicación Airnav Pro en su iPad (con GPS, por supuesto) y vemos que la hora estimada de llegada (ETA) que nos da son las 22:15. Glups. 0_o

- Que no, que no puede ser, que nos estará calculando el tiempo por la velocidad de ascenso
- Digo yo que si, estará mal
- Claro, claro

En el fondo los dos vamos calculando que si despegamos a las 19:30 más dos horas y cuarto son 21:45 suponiendo que no tengamos viento en cara.. El ocaso es a las 21:47. Tenemos 2 minutos de margen. Diooooosssss.

2500 pies, 3000 pies, 3500 pies... los aproximadamente 13 minutos que tardamos en subir los 2000 metros que nos separaban de nuestra altitud deseada se nos hicieron interminables pero una vez alcanzada y ver que la ETA se corregía a las 9:24 un torrente de relajación nos inundo el cuerpo y la presencia de ánimo mejoro bastante. Eso sí, tenemos que ser muy precisos para no perder tiempo innecesariamente por lo que trazamos la ruta optima que menos tiempo nos va a llevar e iniciamos una navegación escrupulosa en cuanto a velocidad y rumbo para no perder ni un solo segundo... y eso que la bruma hace que la visibilidad horizontal sea bastante mala: no se ve una mierda. A la altura de la Estación Invernal de Javalambre el Equipo 2 se pone en contacto con nosotros para coordinarnos y evitar que en un momento dado nos los llevemos por delante ya que se supone que su velocidad es inferior y debemos estar coordinados. El temor desaparece cuando entre Sotos y Cuenca confirmamos que ya les hemos rebasado.

A pesar de que el calor, el cansancio y el ocaso pegado al culo empiezan a hacer mella, seguimos con los chistes y chascarrillos con los otros aviones en la frecuencia e incluso me anime a cantar un par de cancioncillas antes de que Álvaro intentase tirarme abajo por la ventanilla de tormentas. Entendí que no estaba de broma cuando ya tenía media cabeza fuera fuera del avión.

No estoy serio, estoy bucólico

Estupenda visibilidad. Casi se pueden ver ya las torres de Madrid y todavía no hemos llegado a Cuenca
Nuestra mejor GS a la vuelta. 
Continuamos nuestra navegación, milla a milla, mientras la ETA seguía en torno a las 21:25. Y no es hasta a la Altura de Aranjuez cuando mire mi reloj y le pregunto a Álvaro:

- Oye, Álvaro, ¿A qué hora te dice la aplicación que llegamos?
- Ahora mismo me está dando las 21:23
- Ahh, pues no sé, pero si todavía no hemos llegado a Aranjuez y mi reloj me dice que son las 21:21 lo veo un poco difícil, no?
- Ostras

No me avergüenza decir que nuestros esfínteres se contrajeron brutalmente y un sudor frió recorrió nuestra espina dorsal mientras mi compi comprobaba lo que estaba pasando y recalculaba los nuevos tiempos dándonos una nueva ETA a las 21:43.

"Silban las hélices, ruge el motor, y esta es la vida alegre, la vida alegre del aviador"

La caída de la tarde es muy bonita... siempre que no tengas la espada de Damocles dando por c... 
Continuamos con mucha prisa y sin ninguna pausa el vuelo hasta que al fin, a lo lejos, divisamos Residencial Miraflores (punto S) y no vemos la hora de comunicar con frecuencia de Cuatro Vientos Torre que hasta ahora se mantiene en un silencio sepulcral ante la ausencia de tráficos

- Cuatro Vientos Torre de EC-IJV alcanzando Sierra y solicitando instrucciones para acceder al circuito
- Buenas noches (quiero remarcar el retintín con el que nos lo dijo) EC-IJV, continué viento en cola izquierda de la 28
- Continuamos viento en cola izquierda de la 28, EC-IJV

El viento que nos dan en pista es de 201/13 nudos (12.2 nudos de componente cruzada). No es mucho, pero no me puedo permitir un motor y al aire y debo aterrizar a la primera por la cuenta que nos trae.

- Cuatro Vientos de EC-IJV en viento en cola izquierda de la 28
- EC-IJV autorizado a aterrizar pista 28, viento de 210/11 nudos
- Autorizados a aterrizar pista 28 EC-IJV

Hacemos el preaterrizaje y me encargo de reducir la velocidad ya que estamos en circuito a 100 nudos. Voy a hacer un aterrizaje limpio, sin flaps, y ya en final veo que han encendido las luces de pista. El sol no me molesta ya que está muy bajo y unas nubes lo tapan. Según reduzco la potencia del motor veo como la velocidad cae a pesar de la posición de morro bajo. Meto motor de nuevo, recupero los 80 nudos y me esfuerzo en mantener el eje de pista. Siento que tenemos una componte cruzada fuertecita y que si corto potencia nos quedamos "colgados" así que sigo esforzándome en adelantarme al avión y dejo un chorrito de motor. Por el rabillo del ojo veo a Álvaro grabando con mi cámara el aterrizaje, nada cómodo, hasta que en el momento de sobrepasar el umbral de la pista una ráfaga nos saca literalmente del eje mientras hago la recogida, sujeto el avión mientras la velocidad se cae un instante, lo suficiente para que suena brevemente el avisador, pero ya estamos muy cerca del suelo y no me preocupa; no así al Sr. Coterillo que instintivamente suelta la cámara para agarrarse a donde puede, jajajajaja, y nos posamos sobre la pista sin mucha más complicación

- EC-IJV abandone por la primera salida y ruede a plataforma
- Rodamos a plataforma por Echo, EC-IJV
- ¿Torre, a que hora es el ocaso?
- Faltan 4 minutos, EC-IJV
- Ah bueno, entonces vamos con tiempo de sobra. Muchas gracias



Rodamos por plataforma buscando un sitio libre para aparcar y encontramos uno a 4 o 5 posiciones del lavadero. A las 21:45

- Cuatro Vientos Torre de EC-IJV en posición de parking 88 terminado
- Terminado EC-IJV
- clic clic

Lo hemos conseguido. Es tarde y nos apresuramos en recoger todo ya que tenemos el avión hecho una leonera. Ponemos la funda pitot pero nos lo dejamos sin atar: no creo que se vuele esta noche, supongo que por hoy ya ha tenido suficiente ;-P
Caminamos por la plataforma desértica: no hay ni un alma. El control de seguridad tiene ya las puertas abiertas y las luces están semiapagadas. Cruzamos los tornos y percibimos muchas ganas del personal de seguridad para que nos vayamos de una puta vez y así terminar la jornada laboral. Afuera se encuentra Isra esperándonos no fuera a ser, que por un casual, nos apetezca pasarnos por el Peter Rabbit. No está el horno para bollos. Solo hay una cosa peor para un piloto con familia que llegar después del ocaso a su aeródromo y es llegar mucho después del ocaso a su casa, oliendo a AVGAS y cerveza: eso si que puede ocasionar un buen "paquete" que me rió yo de los de la AESA, EASA y la FAA juntas. Declinamos amablemente su buena disposición y subimos a la oficina del club a dejar los papeles y llaves del avión. Nos damos un fuerte abrazo y abandonamos el aeropuerto, cada uno en su coche, quemando ruedas.

Volar es un placer. Que te voy a contar, querido lector, que sigues apasionadamente este blog y ya conoces de sobra mi lado aerotrastornado. Seguramente también conoces lo que me gusta volar acompañado de buenos amigos: mejora la experiencia una barbaridad el poder compartir esta vivencia en cabina. Si además utilizas la licencia y tu avión como medio de transporte para ir del aeropuerto A al aeropuerto B se convierte en toda una aventura. Pero si añades a otros 3 aviones, 8 aerotrastornados más (o casi), playa, arroz y sol el resultado de este cóctel no puede ser otro que una de las mejores vivencias aeronáuticas que he tenido nunca. Así de simple.

Bien está lo que bien acaba. Que gran día chicos!!!


PD. Cuenta la leyenda que había una vez una Tecnam al que rebaso una Piper en Cuenca y que tuvo que meter gases a fondo y exprimir su motor para llegar a Casarrubios antes del ocaso. Lo consiguió in extremis, nunca dudéis de ello... ;-)

Buenos vuelos!

3 comentarios:

  1. Jaja, que grande! Y que suerte haber podido participar en esta pequeña aventura. Sin duda es un recuerdo que espero no se me borre nunca.

    ResponderEliminar
  2. Buen relato. mas o menos cuanto se tarda en ir y volver con una pa28 160??

    ResponderEliminar

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes