martes, 18 de octubre de 2011

La historia de David Shoemaker

Hola de nuevo,

Os quiero invitar a leer una historia que me ha enganchado desde el principio y me lleva a publicarla para compartirla con vosotros.

La historia podríamos decir que tiene cinco capítulos que se pueden resumir en los siguientes títulos:

  1. Una Ilusión Conseguida
  2. Un Sueño Hecho Realidad
  3. Una Realidad Tangible
  4. Una Desgracia Afortunada. 
  5. Otro Punto de Vista.
Todo empieza cuando hace unos días, el miércoles 12 de octubre, viendo mi “timeline” en Twitter hubo un tuit de @adrinavarro que pasaba completamente desapercibido pero que debido a la falta de actividad ese día – era el día de la Fiesta Nacional – llamó mi atención y me decidí a ver la url que ocultaba. El tuit original era este y ponía lo siguiente:
 "mrshoe.org/blog/ /cc @landingshort" 

Lo primero que vi era una especie de blog de alguien completamente desconocido para mí y una entrada que hablaba de lo que cuesta tener tu propio avión. Me parecía interesante y empecé a leer, cuando me di cuenta de que ocultaba 5 entradas más. Me dispuse a leerlo empezando por la más antigua a la más reciente y descubrí una historia que me engancho por la similitud del blog de David (léase Deivid, que así se llama el autor) con el mío, la similitud de su afición con la mía, la similitud de sus deseos con los míos, la similitud de su profesión con la mía y, por suerte, la diferencia entre el desenlace de su historia y la mía.

Durante unos días le estuve dando vueltas de cómo podría trasladaros su historia y acercárosla lo más posible sin tener que recurrir al copy-paste. En mi caso, leo textos técnicos en inglés habitualmente, pero he de decir que me da bastante pereza cuando tiene algo más de literatura. Pensé en traducirlo, para facilitar su lectura, pero una marca de © en el blog me lo impedía éticamente y no veía ninguna dirección de correo para ponerme en contacto con el autor. Pensando en lo interesante que me parecía y las ganas que tenía de compartirlo con vosotros, me dispuse a buscar en Internet alguna pista que me permitiera contactar con David y pedirle autorización. Primero busque en LinkedIn y, a pesar de encontrarle, no aparecía ninguna dirección de email para contactar; eso sí,comprobé que trabajaba en Apple (cosa que me imaginaba por una pista que da en su primera entrada).
Tras hacer diferentes búsquedas en Google con su nombre junto con Apple se me abrió una puerta de acceso a una web de una comunidad de desarrolladores donde aparecía su dirección de GMail. Le envié un correo explicándole mi deseo y a las pocas horas tenía su respuesta: a pesar que no tiene ni idea de español, no hay ningún problema en que lo traduzca y adapte con la condición de que aparezca su nombre y el link que lleva a las entradas de su blog original. No hay ningún problema por mi parte.

Quiero pediros disculpas por adelantado ya que he querido hacer una traducción lo más fiel posible pero no soy un profesional de ello y probablemente encontrareis errores, omisiones o adaptaciones más menos que más correctas. Si lo preferís, podéis leer el texto en su versión original accediendo desde aquí al Blog de David Shoemaker: http://mrshoe.org/blog/

Si preferís leerlo en castellano y ver como me ha quedado no tenéis más que ir a la siguiente entrada y las que se irán publicando en los sucesivos días (no os preocupéis, irán apareciendo por entregas en uno o dos días máximo)

No me enrollo más, así que os invito a leer la apasionante historia de David en el siguiente post, donde además podréis apreciar las diferencias y similitudes que existen entre un Piloto Privado norteamericano y uno español.

Thank you David!

Buenos vuelos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes