viernes, 21 de octubre de 2011

La historia de David Shoemaker: Una realidad tangible (III)

Me he comprado un avión

22 de agosto de 2011

Uno de verdad, no un juguete o una maqueta. Uno bien grande para que puedan ir sentadas cuatro personas y que puede volar cientos de kilómetros. Es IM-PRE-SIO-NAN-TE.


Todo comenzó hace aproximadamente un mes. He estado mirando aviones de segunda mano en controller.com y Trade-A-Plane todos los días durante más de un mes. Me he vuelto un experto con las diferentes marcas y modelos que se habían producido en los últimos 50 años y lo que podría esperar que costaran. Afiné mi búsqueda para Pipers y Beechcraft ya que me gustan los aviones de ala baja. Con el tiempo me atrajeron más los aviones Beechcraft. La elección de un avión lo veo algo así como el Mac a Pipper y Cessna a PC. Son un poco más raros pero están mejor diseñados y construidos. Los dos son muy atractivos y con muchas posibilidades. Además, ambos modelos tienen una base de fieles seguidores que defienden a muerte sus modelos de avión.


Después de empezar a frústrame, cuando parecía que todas las opciones parecían estar en la mitad oriental del país, me sorprendí cuando encontré lo que parecía un hermoso Beech Musketeer, y no sólo en la zona Oeste sino ¡en la mismísima Bay Area! Decidí que ya que estaba tan cerca no podía dejar de subir a Novato y ver en qué estado se encontraba. Así, el 16 de julio de 2011, Jassen, Caroline y yo volamos a DVO. Allí nos encontramos con T.J. Neff, un vendedor de aviones que ha estado trabajando en Gnoss Field durante décadas. Él nos enseño el avión e incluso fue tan amable que me dejó volar de regreso a PAO. Me enamoré del avión durante el vuelo. Fue fantástico!


Después de intentar infructuosamente de convencer a Caroline y Drew de compartir el avión, empecé a considerar comprarlo yo solo. ¡Qué locura! La idea de tener el avión estaba corroyéndome así que ya sabía lo que tenía que hacer. Programe una inspección pre-compra con Bob Burnett, un excelente mecánico que tiene una tienda en DVO. Me pedí de vacaciones el jueves, 28 de julio 2011 para participar en la inspección que nos llevó todo el día.






Aprendí un montón sobre el avión ese día. Bob fue un gran maestro y me alegre de que me dejara ayudarle y que respondiera a todas mis preguntas. Yo fui preparado con una lista de cosas que comprobar que recopile con la ayuda de las fantásticas comunidades de Beech Talk y Beech Aero Club.


El avión pasó su inspección con gran éxito. Estaba en plena forma. El propietario actual lo tuvo hangarado y sin apenas usarlo durante el último año y esa no es la mejor forma de mantener el avión; pero el dueño anterior, sin embargo, había volado regularmente e invirtió un montón de tiempo y esfuerzo en restaurarla y añadirle mejoras.


A través de algunas búsquedas en internet me las arreglé para ponerme en contacto con este hombre y estuvo siempre muy dispuesto a contestar a todas mis preguntas por email de forma larga y detallada. No sólo he aprendido mucho sobre el su avión, sino que también me sentí mucho más seguro de comprar el avión a sabiendas de que el dueño anterior me animaba en la compra a pesar de que ya no tenía ningún interés.




Después de tres semanas que tardaron en concederme el préstamo, contratar el seguro, regatear con TJ y los vendedores acerca del precio máximo que estaba dispuesto a pagar y de lo que ellos estaban dispuestos a arreglar de los problemas menores que salieron a la luz durante la inspección, el acuerdo se llevó a cabo el viernes 19 de agosto de 2011.





T.J. voló el avión a PAO donde me encontré con él junto con Jassen. Luego llevamos a T.J. de vuelta a casa y por primera vez, volé mi propio avión de regreso a PAO. Fue una sensación maravillosa, y un precioso vuelo sobre una San Francisco con niebla.





Soy el orgulloso propietario de una 1966 Beechcraft A23-24 Musketeer Super III. He añadido a mi LogBook un par de horas en el avión con matricula N5779V, y debo decir que estoy completamente encantado. No podría estar más feliz. ¡He aquí a un cielo azul y muchos años de vuelo seguro y divertido!


©2011 David Shoemaker http://mrshoe.org/blog/2011/08/22/i-bought-an-airplane

Si señor, no se el precio que habrá pagado por él, pero me parece una pasada. Todavía no tengo la licencia y ya me compro el avión para volar. Y lo mejor de todo, él sólo! Yo creo que para muchos de nosotros es un sueño inalcanzable (seguros, mantenimientos, certificados, revisiones, overhoules varios). Si por un momento yo fuese él no me puedo ni imaginar locontentorgullososatisfecho que me sentiría.


No quiero adelantar nada, pero la próxima entrada os contará que no siempre todo es tan bonito como parece. No os preocupeis, el lunes de la semana que viene estará publicada.

Buenos vuelos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes