viernes, 29 de abril de 2011

Día 54 (26 de Abril de 2011) El Día de la Suelta


"“La suelta” es algo de lo que un alumno piloto escucha hablar desde sus comienzos. Es el momento en el cual el alumno vuela solo por primera vez. Lejos de este “ritual”, “la suelta” es una situación en la que todos los implicados hacen como que se fían unos de otros. La escuela hace como que se fía del juicio del instructor para dar la suelta al alumno, el instructor hace como que se fía de la capacidad del alumno, y el alumno hace como que se fía de sí mismo. En este esquema no queda claro quién lo pasa peor, si el alumno allí arriba o el instructor abajo." http://www.tcas.es/listo-para-la-suelta

Bueno, pues llego el día.

¿Qué tendría? ¿14 años?. Fue la primera vez que cogí un avión. Un avión comercial para ir a Mallorca de viaje de Fin de Curso en 8 de E.G.B. Nunca antes había volado. No tengo palabras para describir lo que sentí. Los motores a plena potencia, la aceleración sobre la pista y el instante en que las ruedas se levantaron del suelo, haciendo que el suelo estuviera cada vez más y más lejos, causaron estragos mí.
Hubo algo en mi interior que cambió. El resto de mis compañeros (¿qué será de ellos?) no le dieron más importancia de la debida y sin embargo, yo estaba entusiasmado.
A pesar de que me gustaban los aviones, fue en ese momento cuando una idea empezó a germinar en mi cabeza y se fue haciendo más y más fuerte (salvo en la adolescencia en que no había hueco para otra cosa que no fuera "eso"): ¿que se sentiría al volar en un avión pilotado por mi?

Años antes, en 5º de E.G.B., nos mandaron hacer una encuesta en la calle como trabajo de Ciencias Sociales sobre las profesiones de la gente que vivía en el barrio. De la única respuesta que me acuerdo con claridad fue la de un hombre que me dijo que era piloto de Iberia. Me acuerdo perfectamente de él y ahora sé que me estaba tomando el pelo, pero en su momento me lo creí a pies juntillas y llegue a clase al día siguiente con la esperanza de que toda la clase dijese: ¡Ooooo! ¡Un Piloto!
Lamentablemente, no fue así, la profesora la coloco en el grupo correspondiente al sector transportes y pasó al siguiente. Fue decepcionante.

Los años pasaron y de vez en cuando me compraba alguna revista de aviación. Probaba los diferentes Flight Simulator para hacer algún vuelo sin conocimiento alguno de lo que estaba haciendo. Vamos, nada del otro mundo. Eso sí, me era (y lo sigue siendo) inevitable buscar en el cielo cada avión que escuchaba pasar por muy alto que fuera. Tanto es así que al poco de tener el carné de conducir, con 19 años, tuve mi primer susto con el coche por este motivo: Iba yo por la carretera de Barcelona, a la altura del aeropuerto de Barajas y un avión me sobrevoló para ir a aterrizar. Me quede tan embobado mirándolo que si no es por la pitada del coche de atrás no me habría dado cuenta de que me había cruzado los 3 carriles e iba directo hacia la mediana.

Tuve la suerte en mi carrera profesional de colaborar en proyectos con EADS, tanto en Getafe como en Barajas. Ahí me di cuenta de que me tiraban más los aviones comerciales que los militares. Soy así, prefiero un A320 que un F-18.
En un proyecto en Cofares coincidí con algún aerotrastornado también. Me acuerdo del "friki" que tenía un escáner que se llevaba al trabajo para escuchar la frecuencia de Barajas mientras trabajaba. En aquella época pensé que era un bicho raro. Hoy no puedo negar que en ocasiones yo también lo hago y que http://www.liveatc.net/ está en mi lista de favoritos. Es más, cuando tengo mono de volar he de confesar que pongo el ATIS de LECU (que además se oye de fondo rodadura), cierro los ojos y me siento dentro de “mi” Cessna (http://www.liveatc.net/flisten.php?mount=lecu).

A estas alturas, si todavía sigues leyendo, te estarás preguntando cuando me convertí en un aerotrastornado. Lo tengo muy claro. Fue en el año 2007. Entré a trabajar en una empresa pequeña y conocí a Himar. Estaba terminando el curso de Piloto Comercial. Entablamos amistad y me empezó a enseñar cosas de VORes, rutas, radiales, navegación, performance... Cualquier pregunta que le hacía llevaba a otra, y otra, y mi interés iba en aumento cada vez más. A él le encantaba enseñarme y a mi aprender. Me enseño a descifrar METARs y me proponía claves cada vez más complicadas para que se las "resolviera". No había mucho curro y era necesario matar el tiempo como fuese.
Me quiso hacer un regalo de cumpleaños: tuve la suerte de poder ir con él al simulador de A320 que tenía la antigua Aeromadrid en Cuatro Vientos y el placer de tener el sidestick en mi mano derecha durante 10 minutos para hacer una toma, muy asistido, pero toma al fin y al cabo (entrada relacionada http://diariopplmadrid.blogspot.com/2011/03/experiencia-en-un-a320-full-simulator.html).

Pero sin duda alguna, la fecha que desencadeno en mi algo fuera de lo normal, algo que hace que necesite volar y estar en el aire fue un 23 de agosto de 2008. Ya trabajábamos en empresas diferentes y nuestra relación obviamente no era tan asidua, pero cuando nos veíamos era como si lo hubiéramos hecho el día anterior. Recibí una llamada. Era él con una invitación muy seria: ir a volar en avioneta. No la podía rechazar. Apesar de no contar con la aprobación familiar había algo en mí que me tentaba demasiado.

No tengo palabras para describir ese día. Fue la primera vez que pise la plataforma de Cuatro Vientos y la oficina ARO. Vi como hacia el plan de vuelo e incluso le ayude en la inspección prevuelo. Todo era un mundo completamente desconocido para mí pero que me parecía espectacularmente interesante. El vuelo fue local, por el Embalse de Valmayor, Escorial, Villalba y Galapagar para poder ver mi casa desde el aire. Tuve la suerte de que me dejase los cuernos uno rato y sentir lo que era llevar un avión. Revisando el video veo que estaba completamente agarrotado; además recordaba ir nivelado y veo que tenia 500 pies de vario :-P. Seguro que alguno de los que está leyendo esta entrada os suena la avioneta, cuando todavía era la Lola, @mguerreiro ¿quizas?

Ese fue el momento clave. Durante todo el día tuve la sensación de estar flotando. En los días posteriores no podía dejar de pensar en ello y trate de buscar soluciones que calmaran mi estado de ansiedad. Empecé a buscar y consumir información que me enseñara a pilotar una avioneta y descubrí un mundo entero que se mostraba ante mí. Me empecé a comprar revistas y a leer todo lo que caía por mis manos. Necesitaba más. Me instale el Flight Simulator y empecé a practicar lo que aprendía. Comencé a saber lo que era un variómetro, una magneto, un circuito, procedimientos VFR. Me baje los escenarios de AirHispania, el UltimateTerrain... Poco a poco iba autoaprendiendo y mi sed de conocimientos no disminuía. Cuando el manejo de la Cessna del FS dejo de tener secretos me compre una carta de navegación y un plotter en Buckerbook y empecé a hacer prácticas de navegación y a descubrir un nuevo mundo dentro del simulador. Todo el tiempo libre que tenía lo dedicaba a hacer mis vuelos. Me regalaron unos cuernos, luego un mando de gases, luego los pedales. Empecé a probar otros aviones, como la Caravan o la Pipper, pero llego un día que el cuerpo me pedía más.
Pase a empollarme todo sobre vuelos IFR y ese mundo sí que es todavía mayor. VOR, SID, STAR, Rutas, esperas, arcos DME... todo un mundo que me cautivaba. Descubrí IVAO y mi vida volvió a cambiar, era la forma más parecida a volar de verdad. Comunicaciones, procedimientos "cuasi" reales... continué con bimotores de pistón, turbinas, Bombardier, Canadair, finalmente Boeing y Airbus. Cada avión era todo un mundo que descubrir y no paraba de aprender, investigar y estudiar cosas nuevas. Pero cada vuelo que hacía con Himar me hacia querer más. Seguía necesitando algo.

Después de mucho insistir y presentar un elaborado "plan financiero" a mi mujer, pude acceder a mi tan ansiado sueño: matricularme en un curso de PPL. A partir de este momento podéis seguir mi sueño en este blog.

Muchos de vosotros, los que todavía seguís leyendo, seguramente os estaréis preguntando que a qué viene todo este rollo.
El título de la entrada lo dice todo: hoy he tenido mi tan deseada y temida SUELTA.

Revisando la entrada antes de publicarla me ha hecho pensar que si no sería más acorde que esta reflexión hubiera sido más óptima cuando tenga mi licencia de Piloto Privado, pero la realidad es que hoy mi sueño se ha cumplido: mi sueño no era la licencia, mi sueño era poder despegar, volar y aterrizar yo solo un avión de verdad. Ese sueño lo he cumplido. Tengo muchos más, y alguno más importante, pero puedo asegurar que si de algo me hubiera arrepentido de no hacer en esta vida, este era uno de ellos.

La noche anterior no pude dormir bien. Nadie me había dicho que el día de hoy iba a ser la suelta, pero algo en mi interior me decía que iba a ser el día.

Por la mañana mi única preocupación era el viento. Unas condiciones que iban empeorando según avanzaba el día y que se unía a la posibilidad de chubascos.

METAR LEVS 250700Z 01003KT 310V060 CAVOK 13/07 Q1017=

METAR LEVS 250930Z 05009G19KT 310V120 9999 FEW045 16/06 Q1017=

METAR LEVS 251130Z 05006KT 340V140 9999 FEW035TCU SCT040
           19/07 Q1017=

METAR LEVS 251400Z 35015G26KT 300V050 9999 FEW045TCU BKN050
           17/04 Q1016=

TAF LEVS 250800Z 2509/2518 04008KT 9999 SCT040
         TEMPO 2512/2518 SCT035TCU
         PROB30 TEMPO 2514/2518 SHRA FEW030CB=

TAF LEVS 251100Z 2512/2521 04008KT 9999 SCT040
         TEMPO 2512/2518 SCT035TCU
         PROB30 TEMPO 2514/2518 SHRA FEW030CB=

TAF LEVS 251400Z 2515/2524 04008KT 9999 SCT045TCU
         PROB30 TEMPO 2515/2520 SHRA FEW030CB=

Comprobé en la oficina ARO la meteorología por una última vez

METAR LEVS 251700Z 01006KT 310V100 9999 FEW045CB SCT050 18/06
           Q1015=

y vi como la cosa se calmaba un poco.

Tengo “mi” Cessna al lado de la entrada a plataforma y con combustible suficiente. Estoy nervioso y todavía no se nada. Llega mi instructor y una vez arrancado llamamos a Rodadura. Él toma el control de las comunicaciones y solicita hacer tomas y despegues en LECU. Nos preguntan que cuantas y responde 5. Autorizados a rodar. Ya tengo claro que hoy es el día.

Nervioso, estoy nervioso y muchos temores se asoman a mi mente. Trato de evitarlos pero a veces no es del todo posible. Viento cruzado y rachas de 5 a 10 nudos. Ese es el panorama que me espera. Primera toma bien, segunda regular, tercera un circuito corto y regular, cuarta mejor y quinta circuito corto y una toma bastante mala.

- Con esta toma Gonzalo no te puedo dar la suelta.

Esas fueron sus palabras. Gran decepción por mi parte y un sentimiento de tristeza tremendo.

- Lo entiendo, ha sido una toma mala.

No sé si mi tono de voz, o la expresión de mi rostro, qué hizo que llamara a Torre nuevamente y pidiera dos tomas y despegues más. Algo dentro de mí me dice que no puedo desperdiciar esta oportunidad. ¡Vamos Gonzalo!

Mi cansancio en esta segunda etapa iba en aumento y no sé en qué momento le oí solicitar toma final con parada intermedia.

- (Torre) ¿Entiendo que es para suelta?
- (Instructor) Es afirma.

Esto me hizo revolverme por dentro. No había marcha atrás y en breves instantes iba a estar yo solo frente a la máquina.

Para ser francos, estas últimas tomas no fueron mucho mejores que las anteriores. No quiero ser demasiado crítico conmigo mismo pero las he hecho mejores, más rápido de reflejos y más ágil con los pies. Ocho tomas presionado por los nervios agotan.

Llegamos al parking y sin parar el motor se baja mi instructor (no sin algún pequeño inconveniente al tener que echar el asiento hacia atrás: no corría) y me desea suerte. Yo le digo que gracias y que nos vemos en un rato. Cierro la puerta, mi instructor se aleja y me levanta el pulgar.

Bueno, ya estoy solo. Mi pie izquierdo tiembla sobre el pedal de freno.

Gon, tío, relaja, me digo a mi mismo.

Vamos allá

- Cuatro Vientos Torre, ACR32 Listo rodar de nuevo.
- ACR32, su nuevo distintivo es ACR32S (léase Sierra) y en el aire responda 0307. Ruede por Echo a punto de espera de la 10.

Colaciono, no sin cometer un error en el código transponder, y coloco el nuevo.

Vamos allá. Suelto parking, enciendo luz de taxi y meto gases para que la Cessna comience a rodar. Chequeo frenos y ¡Vámonos!

En este preciso momento se acabaron los nervios. Estoy completamente relajado y pendiente de todo. Quizás un poco torpe, pero tranquilo. El rodaje a la 10 es lento. Pienso en mi mujer, en mis hijos, en lo que va a pasar dentro de un rato. Hago algo que hace años, muchos años, que no hago: me persino. Supongo que mi subconsciente necesita algo a lo que aferrase y no tengo más que eso. Suena estúpido y me da hasta vergüenza contarlo (no sé si lo dejaré siquiera en la versión final para publicar) pero realmente este gesto me hace sentirme mejor.
Ahora me empiezo a sentir eufórico. Voy por la línea mejor que nunca. Llego a punto de espera, realizo la prueba de motor, compruebo mandos, compensador, puertas, me pongo el arnés (es la primera vez que no se lo ofrezco a nadie al lado), mezcla rica, ventanas cerradas, realizo mentalmente mi briefing y llamo a Torre.

- Cuatro Vientos Torre, de ACR32S, en punto de espera de la 10, listo salida.
- ACR32S, autorizado a despegar, pista 10, vientos del Norte de 5 a 10 nudos.
- Autorizado a despegar, pista 10, entiendo autorizado backtrack, ACR32S
- Es afirma
- Clic Clic

Compruebo final libre, hago backtrack mientras compruebo los mandos de vuelo, enciendo trasponder, landing, strobos, me alineo al eje, freno y... gases a fondo.

El avión acelera por la pista, 40 nudos y compruebo todo en verde y potencia 2.300 rpm. Anemómetro vivo. Continuo acelerando y a 60 nudos me voy al aire. Ahora sí, noto que estoy solo ya que la Cessna sube más liviana. Miro a mi derecha y veo... la puerta, no hay nadie. ¡Estoy volando solo! Estoy contento, muy contento, se lo que tengo que hacer y sé que lo voy a hacer bien.

400 pies, apago landing, bajo el morro y comienzo viraje a viento cruzado. Sigo ascendiendo y a 3.000 pies viro a viento en cola y continuo ascendiendo a 3.300. Me estabilizo, compenso, 80 nudos. Sé que ahora viene la prueba de fuego, el aterrizaje. Procuro no pensar en ello, solo en volar el avión. Abean Torre, primer blocado, Master, breakers dentro, landing, mezcla rica, selectora en ambos. Ultimo tercio de viento en cola y suena la radio:

- ACR32S, autorizado a toma y despegue pista 10, vientos del Norte de 5 a 10 nudos.

Colaciono y espero el momento a virar a base. Alargo un poco ya que entiendo que al ir sólo la Cessna va a planear más. Me digo

 ¡Venga Gon, tu puedes!

Viro a base y corto gases.

80 nudos, aguanta Gon, 75 nudos, aguanta, 70 nudos, para abajo, compenso, inicio viraje a final, veo la pista al fondo, pequeñita, 70 nudos, eje de pista, parece que llego bien, 75 nudos, eje de pista, la manga completamente caída, 75 nudos, la pista cada vez más grande, pie izquierdo que me estoy saliendo del eje, 75 nudos, manga en el suelo, eje, 75 nudos, me estoy quedando corto, 75 nudos, definitivamente me estoy quedando corto, meto un poco de potencia, 75 nudos, eje, manga, 75 nudos, paso las balizas, corto gases, 75 nudos, cabecera, aguanta Gon, aguanta, un poco más, venga, Recogida, tiro de los cuernos hacia mí, suavemente, no quiero pasarme, estoy paralelo, juego un poco con los pies, el morro quiere caerse, tira un poco más, no te pases, bien, bien, bien...

Noto como las ruedas tocan el suelo, y el morro cae, ruedo por la pista, aguanto un poco y meto potencia a tope, estoy en carrera de nuevo, el avión se quiere ir al aire, miro el anemometro y 65 nudos, no se lo impido, tiro de los cuernos y estoy de nuevo volando.

Me siento completamente tranquilo y confiado. Si ya lo he hecho una vez, seguro que puedo hacerlo una segunda, una tercera y las que hagan falta. Inicio mi último circuito por hoy. Exactamente igual que antes, una vez que he terminado mi preaterrizaje suena la radio de nuevo.

- ACR32S, autorizado a toma final pista 10, vientos del Norte de 5 a 10 nudos.

Vuelvo a colacionar y me dispongo a hacer lo mismo que antes. No me fue mal y no hay por qué cambiar nada de lo anterior. Me establezco en final a 75 nudos. Miro a la pista, me sitúo con el eje de pista entre los mismísimos, pero ahora algo me está sacando fuera del eje. Miro la manga y está completamente perpendicular, pie izquierdo, no te pases Gon, rectifico, ahora sí, me cuesta mantener el eje. Vamos, tu puedes, vamos, 75 nudos, eje, manga, 75, eje, 75 eje, paso las balizas, cabecera, recojo, pequeño globo, bajo el morro, pies, pies, recojo de nuevo y...

Tomo suavemente pero ligeramente torcido. Nada que no sea subsanable. Dejo que la avioneta pierda velocidad, freno suavemente y a la altura de Eco me doy cuenta que voy un poco pasado para salir por esta puerta. En ese momento me llama Torre y me indica que si lo deseo puedo hacer backtrack para salir por Echo. Le indico que así lo haré y que gracias. Me dan la enhorabuena. Estoy emocionado, eufórico, sudando, con ganas de bajar, con ganas de volver a volar, estoy satisfecho. Me autorizan a rodar por plataforma a parking. Así lo hago, y no hay un solo hueco libre, llego hasta el final y llamo a Torre de nuevo para que me envíen al señalero. Espero, espero y me llama Torre por radio para avisarme de que la posición 58 ha quedado libre. Me dirijo hacia esa posición sorteando al resto de los aviones y ahí está el señalero para indicarme donde es. Gases 1.500 rpm, mezcla cortada, y cuando la hélice se para, apago magnetos.

- Cuatro Vientos Torre, de ACR32S, en parking 58, terminado.
- Copiado. Enhorabuena de nuevo.
- ACR32S, gracias por todo.

Me bajo del avión y ahí está mi instructor para felicitarme. Me da la mano y no puedo más que darle un fuerte abrazo. Estoy feliz, muy contento. Todo ha salido como tenía que salir, bien.

Caminamos por plataforma y hablamos de cómo ha ido todo. Subimos a la oficina y están mis otros dos instructores para felicitarme. Nuevos abrazos, felicitaciones y bautismo: botella de agua por la cabeza con risas varias. 

Por la noche, la casa en silencio, todos dormidos y yo tumbado boca arriba en la cama. No termino de creerme todo lo que ha pasado. Una sonrisa asoma en mis labios: la satisfacción del sueño cumplido. Hoy ha sido un día que recordare toda mi vida y cuando la memoria me falle aquí tendré este blog que me recordará lo que ocurrió un día 26 de Abril de 2011: El Día de la Suelta.

Hoy más que nunca

Buenos vuelos!

10 comentarios:

  1. Enhorabuena por la suelta, leyéndote me he emocionado y todo. Felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenas Gonzalo y sobre todo enhorabuena, me alegra un monton el leer tu comentario y narracion de tu suelta, una vez mas enhorabuena.
    Yo sigo aun con tomas y despegues y espero que pronto ya pasare por tu misma situacion "la suelta". Al final de todo, algun dia, llegaremos aser pilotos. Felicidades

    Salvador Alumno PPL de LEDA

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Salva, claro que sí. Tarde o temprano todo llega.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Comodoro, me alegro que te haya gustado la entrada. Quería que quedase lo más real posible y con tu opinión creo que lo he conseguido.

    Muchas gracias,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena!!! leyendo recuerda uno su suelta y la verdad que casi todas las emociones son compartidas

    ResponderEliminar
  6. Gracias Hugo, yo creo que para cada uno la suya es especial pero en el fondo deben ser todas parecidas.

    ResponderEliminar
  7. Gon eres un crack! Sin ser un loco de los aviones tengo que reconocer que también me he emocionado.

    Enhorabuena! Cuando vaya por España espero que me des una vueltita :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. jejeje, tengo un lado muy sensible ;-)

    Eso está hecho. Nada mejor que poder volar con los amigos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Wow!!! Te lo juro me han saltado las lágrimas de ilusión y emoción...
    Estoy iniciando mi PPL mi sueño, como el tuyo... aún no me puedo creer que empiece ya, y no veo el día de mi suelta; estoy con la ilusión de cuando mi aerotrastoranda mente tomo consciencia de que volar era mi objetivo.

    Felicidades por tu redacción a conseguido emocionarme la verdad.
    Buenos vuelos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Jordi. Ya veras como en menos de lo que crees serás tú el protagonista de la historia... Y si te animas a escribirla cuenta con este Blog para contarla ;-)

      Un abrazo

      Eliminar

Gonzalo Flores. Con la tecnología de Blogger.

Lo más visto este mes...

Lo más visto...

Email

Email

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

2014 © Planer - Responsive Blogger Magazine Theme
Planer theme by Way2themes